Definición de Tolerancia

La tolerancia es un término que proviene del latín tolerare, que significa soportar, es un valor que debe aprenderse e incorporarse a la vida desde niños. Es importante porque facilita en cierta forma el hecho de vivir en sociedad.

Tolerancia

(Tolerancia en los niños.)

¿Qué es la tolerancia?

Hay diversos tipos de tolerancia, pero todas se basan simplemente en el respeto hacia los otros cuando son diferentes a nosotros en el aspecto que sea, por ejemplo en cuanto a creencias religiosas o políticas. La tolerancia va de la mano de la aceptación. Hay que aceptar la diversidad de opinión, social, étnica, cultural y religiosa. Se trata también de saber escuchar y de darle valor a los demás.

La tolerancia es sobre todo una virtud que evita conflictos en la vida cotidiana. Para una persona que no es tolerante es difícil relacionarse con los demás, ya que todo lo que las otras personas representen (por ejemplo color de piel, elección sexual, opiniones) terminará provocando un choque ideológico, una discusión.

Es importante ser tolerante porque de ese modo podremos ocupar muchos espacios en la sociedad, ya sea como trabajadores, vecinos, voluntarios, socios de un club, etcétera. La tolerancia debe ser practicada en todos esos ámbitos que frecuentamos para vivir de forma armoniosa. Se piensa que solo hay que ser tolerante solo ante aquello que nos molesta, pero en realidad hay que aceptar absolutamente todo de las otras personas mientras que no nos provoque daño alguno.

Historia de la tolerancia

La tolerancia comienza siendo solamente una característica de quienes estaban dedicando su vida a Dios. La primera redacción sobre este tema fue hecha por el Edicto de Milán, aunque no fue interpretado de la forma correcta.

Años más tarde Locke redactó la “Carta sobre la tolerancia”, en donde defendía la libertad religiosa y agregaba que había que separar aquellas funciones políticas de las religiosas. Voltaire escribió el “Tratado sobre la tolerancia”, donde se planteaba que Dios nos había creado para amarnos. J. Stuart Mill plantea que la tolerancia es un punto intermedio entre la anarquía y el despotismo.

Tipos de tolerancia

Existen diferentes cuestiones ante las que debemos ser tolerantes, puede ser que solo lo seamos con algunas. Conoce los tipos de tolerancia:

  • racial (cuando se respeta a las personas de diferentes razas u orígenes),
  • religiosa (se tiene el debido respeto ante otras religiones o creencias),
  • sexual (se respeta la diversidad sexual. El machismo o feminismo son formas de intolerancia sexual),
  • étnica (cuando uno puede relacionarse con personas extranjeras. La xenofobia es una forma de intolerancia étnica),
  • tolerancia de ideales (se respeta a personas con diferente pensamiento que el nuestro) y
  • tolerancia social (hay respeto hacia las otras clases sociales).

Las actitudes ante diversas situaciones son las que determinan si somos o no personas tolerantes. Por ejemplo, si teniendo al lado a una persona que vemos mal vestida no le damos importancia en vez de ridiculizarla o burlarnos, si no dejamos de lado a las personas que tienen diferentes costumbres que nosotros, si no etiquetamos a la gente de acuerdo al color que tiene su piel, si intervienes en conflictos defendiendo al inocente, si no haces a un lado a personas con capacidades diferentes sino que los tratas con naturalidad. Estas son algunas de las actitudes que debemos tomar para ser personas tolerantes.

Educar a los niños para que sean tolerantes

Por supuesto que los niños no nacen siendo tolerantes, es más, sabemos que tienen actitudes bien egoístas, por lo tanto es importante que se les enseñe a nuestros hijos desde pequeños a ser considerados con los demás, no solo ahorraremos llamados desde el colegio sino también que el niño tenga problemas sociales porque no logra integrarse al rechazar a los otros por sus condiciones físicas o psicológicas. Hay que explicarles que ser tolerante no es lo mismo que ser permisivo, no implica que los demás hagan lo que quieran con nosotros, sino con ellos mismos.

Sería importante que aprendan a escuchar las opiniones y los pensamientos que no son iguales a los propios y a llegar a un acuerdo entre pares, en algo simple como un juego por ejemplo. Sabemos que los niños pueden ser muy crueles, por lo tanto también tiene importancia que aprendan a rechazar las actitudes intolerantes de los demás, por ejemplo si uno de los niños no quiere incluir a otro porque no tiene una determinada característica física (pongamos por ejemplo la altura o la rapidez), hay que explicarle que debe detener y desaprobar esa actitud.

Recordemos que hay que enseñar con el ejemplo, si el niño no ve esas actitudes en sus padres no las aprenderá tampoco. Algunas opciones para enseñarle son cuentos e historias, películas, la convivencia con extraños, los viajes en familia, conociendo la importancia de compartir, eliminando la burla.

Otras tolerancias

Tolerancia en Ingeniería: En esta carrera la tolerancia determina el margen de error que se puede admitir durante la fabricación de un producto.

Tolerancia a fallos: Este tipo de tolerancia es la que tiene un sistema para seguir funcionando aun cuando se produzcan fallos en él.

Tolerancia en Medicina: En esta ciencia se denomina tolerancia a la respuesta que arroja el organismo ante los efectos del ingreso de una sustancia en él.

Comments are closed.