Definición de Temperatura

¿Qué es la temperatura?

La temperatura es una magnitud física que expresa la cantidad de calor. Puede medirse la temperatura de un ambiente (cerrado o abierto), de un objeto físico o de un cuerpo viviente.

La medición de la temperatura está directamente asociada a la energía, ya que el calor no es otra cosa que el movimiento de las partículas que conforman el objeto.

(La temperatura es una magnitud física que expresa la cantidad de calor)

(La temperatura es una magnitud física que expresa la cantidad de calor)

Cuando la temperatura que se mide en un objeto o cuerpo es alta, eso indica que hay una gran cantidad de energía térmica en él, mientras que si la temperatura es baja, eso indica una baja cantidad de energía térmica (por lo que se dice que el cuerpo está frío).

Un cuerpo caliente es entonces aquel donde sus partículas presentan una gran cantidad de energía y se encuentran vibrando y en movimiento, por el contrario, un cuerpo frío es aquel donde las partículas poseen poca energía y no presentan movimiento.

¿Cómo se mide la temperatura?

El objeto utilizado para la medición de las temperaturas se denomina termómetro, que combina las propiedades físicas de un elemento (generalmente el mercurio) con una escala de medida para dar una medición precisa de la temperatura en un momento y un lugar determinados.

Existen diversas escalas en las cuales se realizan las mediciones de temperatura, según el Sistema Internacional de Unidades. Las más conocidas son la Celsius (ºC), la Fahrenheit (ºF) y la Kelvin (K).

La escala Celsius es la más extendida a nivel mundial, y las más utilizada para mediciones cotidianas de temperatura. La escala queda determinada por los puntos de congelamiento (0ºC) y de ebullición del agua (100ºC).

La escala Fahrenheit se utiliza solo en los Estados Unidos, y ubica los puntos de congelamiento y ebullición del agua en 32 °F y 212 °F respectivamente.

Finalmente, la escala Kelvin es la utilizada dentro del ámbito de la investigación científica, ya que también se la denomina “escala absoluta”, debido a que el 0ºK o “cero absoluto” expresa la ausencia total de calor (y por lo tanto, la ausencia total de movimiento de las partículas).

La temperatura y los estados de la materia

La temperatura tiene una importancia central en el estado físico de la materia, ya que un mismo elemento físico (por ejemplo el hidrógeno, el oxígeno, el mercurio) o una misma sustancia (como el agua) puede encontrarse en estado sólido, líquido o gaseoso según la temperatura a la que se encuentren.

El agua por ejemplo, en condiciones de presión normal, es sólida por debajo de los 0ºC (en forma de hielo), es líquida entre 1ºC y 99ºC, y gaseosa a partir de los 100ºC (en forma de vapor).

Aplicaciones de la temperatura

La medición de la temperatura tiene una importancia capital en la meteorología, ya que la temperatura de las masas de aire determina en gran medida (junto con otros factores como la presión atmosférica) el movimiento de las mismas. Esto permite realizar predicciones sobre el clima de una región.

La temperatura también es muy importante en la medicina, ya que la temperatura que presenta el organismo humano debe mantenerse normalmente entre los 36,5ºC y los 37,5ºC, y cualquier variación por debajo (hipotermia) o por encima (hipertemia o fiebre) de ese nivel, puede actuar como síntoma de un desequilibrio orgánico o de una infección, siendo muy importante la medición de la temperatura para el diagnóstico médico.

Comments are closed.