Definición de sociedad

La palabra sociedad deriva del latín “societas”, que hace referencia a unión, compañerismo, asociación, etc.

Como vemos, la sociedad se entiende como el conjunto de individuos (aunque hay sociedades de animales) que comparten entre sí un determinado entramado de relaciones.

Las sociedades pueden ser humanas o de animales. Incluso el concepto de sociedades puede hacer referencia a una forma jurídica del derecho occidental.

Sociedades humanas

Definir la sociedad humana no es una tarea sencilla y no existe un acuerdo universal sobre ello. Esto se complica aún más con el hecho de que los hombres se han ido relacionando entre sí y con su entorno de una manera diferente, volviendo aún más difícil la tarea.

Sin embargo, en todos los casos notamos factores que persisten, factores comunes que permiten una definición clara sobre qué es una sociedad humana.

Podemos definirla como aquella unión entre individuos, estructurada y organizada, entendida como una asociación voluntaria en pos de un bien común.

Es importante tener en cuenta el factor geográfico y cultural, ya que las sociedades suelen compartir un determinado territorio y manejar ciertos códigos simbólicos comunes.

Cultura no es lo mismo que sociedad, ya que el concepto de cultura hace referencia al conjunto de prácticas, conocimientos, tradiciones y saberes propios de una sociedad determinada.

Los grupos y las sociedades

Como vemos, un sólo hombre no basta para formar una sociedad, ni bastan dos. La diferencia entre grupo y sociedad es no sólo en su tamaño y su dimensión histórica, sino que el entramado de relaciones existentes entre los individuos es mucho mayor.

La creación de un grupo es un hecho voluntario consciente, mientras que la conformación de las sociedades es un proceso voluntario inconsciente, uno no es consciente de que está formando una sociedad, a pesar de que sabe perfectamente que se encuentra en una.

El ser humano es por esencia un animal social. Nace y muere dentro de una sociedad determinada, que lo condiciona y moldea, haciendo de éste un sujeto único, resultado de su propia individualidad y el efecto del entorno.

Las sociedades han ido aumentando en su tamaño, complejidad y formas de comunicación y cooperación. Desde la sociedad de cazadores y agricultores hasta las modernas sociedades industriales, los hombres han cooperado entre sí, utilizando su entorno y sus distintas capacidades para adaptarse al mundo que los rodea.

Las sociedades son vistas de esta manera como una adaptación del individuo al entorno, permitiéndole subsistir de una manera más efectiva frente a otros seres y el mundo que lo rodea.

Las ciencias humanas

La sociedad, sus variaciones y distintas formas que presenta a lo largo del globo son el principal objeto de estudio por parte de las ciencias humanas, especialmente de la sociología.

La sociología estudia a los individuos dentro de las sociedades, entendidas como totalidades que presentan una coherencia intrínseca. También es estudiada por otras disciplinas tales como la antropología, la historia, y una buena parte de las ciencias humanísticas.

Sociedades animales

Las sociedades animales presentan muchas características similares a las sociedades humanas, pero a diferencia de las humanas, estas conductas son innatas o aprehendidas.

Mientras que en los hombres encontramos hombres libres y autoconscientes, en los animales encontramos patrones condicionados genéticamente. Es estudiada por la etología, rama de las ciencias naturales.

Los animales presentan distintos grados de socialidad, desde la manada hasta grados complejos de cooperación y comunidad, tales como las hormigas o abejas.

A este último grado de complejidad se lo conoce como eusocialidad, caracterizado por división del trabajo, grandes construcciones para albergar a todo el grupo (por ejemplo, las colmenas), entre otros puntos más que interesantes.

Un caso complejo lo constituyen algunos tipos particulares de simios, ya que además de grados de comunicación y colaboración altos, algunos especialistas creen haber encontrado rastros de lo que podría ser “cultura”. Esto se encuadra en la tradición que considera a esta especie como antepasada del ser humano.

Sociedad jurídica

En el ámbito de lo civil se denomina sociedad al contrato en el que las dos partes se obligan mutuamente con prestaciones de dar y hacer. El principal fin de esta sociedad es obtener alguna utilidad apreciable en forma de dinero.

(Sociedad. Ilustración)

(Sociedad. Ilustración)

Estas ganancias se repartirán entre las personas que formen parte de la sociedad en proporción a los aportes que cada uno de los socios realice o en base a lo que se hubiere pactado previamente en el contrato.

En cuanto al derecho comercial, se denomina sociedad comercial (también llamada compañía) al contrato entre dos o más personas que se unen con el fin de poner en común los bienes o industrias que cada socio posea y compartir el lucro que puedan llegar a obtener de la sociedad.

Asimismo, cada socio será responsable de las pérdidas que puedan surgir como resultado de las actividades de la sociedad.

Comments are closed.