Qué es desarrollo sustentable

El desarrollo sustentable es un proceso o capacidad integral que exige a nivel institucional compromisos y responsabilidades en la aplicación de un determinado modelo económico, político o de índole social en el caso que se refiera al mejoramiento de las condiciones de vida. En otros casos es aplicado con propósitos de responsabilidad ambiental. Lo cierto es que en todos estos modos de ser aplicados se apunta al mejoramiento y la satisfacción de las necesidades presentes, de modo tal que no se comprometan las capacidades de las generaciones futuras. El desarrollo sustentable se encuentra siempre relacionado a las condiciones presentes en vistas al futuro de la condición y/o producción humana, responsabilidad de mejoramiento que depende exclusivamente de la actividad humana.

La principal característica que atañe a este tipo de desarrollo es la de producir resultados cualitativamente mejores en múltiples aspectos. A partir de establecer bases firmes económicas es que se da esta vinculación entre aspectos de crecimiento económico –cuantitativo- y los aspectos de índole cualitativo. Otra característica principal es que su realización debe ser “endógena” es decir que el desarrollo sustentable debe ser autogestionado por los propios participantes, los sujetos interesados en administrarlo.
Este concepto es aplicable a varios tipos de asociaciones, gubernamentales institucionales, sociedades, comunidades, empresas privadas, estados, emprendimientos menores, entre muchas otras.
Podemos distinguir los siguientes tipos de sustentabilidad económica, los cuales no son excluyentes entre sí sino que pueden darse en simultáneo:

1- Sustentabilidad del desarrollo ecológico: es el desarrollo planificado que apunta especialmente a la protección de los recursos naturales, con el objetivo de la conservación de ellos. Se compromete responsablemente tanto con la fauna y flora, como con los recursos aprovechables por el humano, como el agua, el petróleo, las zonas forestales, etc.

2- Sustentabilidad del desarrollo económico: es el típico caso cuando normalmente se hace referencia a la “sustentabilidad”, se trata en sí de  disponer de los recursos económicos necesarios para que dentro del ámbito mercantil del capitalismo se logre persistir con estabilidad.

3- Sustentabilidad social: es el aspecto acerca de las consecuencias sociales de los modelos de desarrollo. Además tiene como objetivo mantener un criterio de igualdad social en lo que respecta a la utilización y el aprovechamiento de los recursos.

4- Sustentabilidad del desarrollo energético: se trata de la innovación científica aplicada a las fuentes que proveen de energía a la actividad humana. Éstas apuntan a que la energía consumida sea cada vez menor, y de fuentes renovables.

5- Sustentabilidad y desarrollo científico: Relacionado con el aspecto anterior, se caracteriza por la constante investigación tecnológica que indague sobre las técnicas aplicadas y cuáles son los métodos más beneficiosos.

6- Sustentabilidad del desarrollo cultural: apunta la inclusión y respeto de las comunidades, manifestaciones locales, regionales y/o nacionales de modo de favorecerlas evitando acciones que puedan transgredirlas.

Expuesto todo esto, podemos destacar que la sustentabilidad propone todo un reto en tanto que representa todo un cambio drástico en la estructura, su propósito altera cada una de las partes, a los modos de aplicación y a los efectos del desarrollo. A la vez también impone nuevos límites, aspectos más complejos pero más ricos con respecto a los resultados producidos por la actividad humana.

En este punto es que para que el desarrollo sea sustentable deben seguirse regulaciones estipuladas internacionalmente, las cuales dan cuenta mediante evaluaciones constantes sobre los efectos de la actividad, por ejemplo las realizadas por la EIA (Evaluación del impacto ambiental). Estas regulaciones son procedimientos jurídicos y administrativos de información, análisis para evitar a tiempo y de este modo prevenir que se causen efectos irreversibles en el medio ambiente. También juega un importante rol el Estado nacional, el cual es responsable del aprovechamiento de recursos que influyen directamente en la vida de miles de personas, sobre este recae la responsabilidad de adoptar programas de implementación e investigación universitaria, con el fin de que contribuyan académicamente sobre las políticas públicas de desarrollo.

Comments are closed.