Definición de Propiedad

¿Qué es “propiedad”?

Propiedad es un término que proviene del latín propietas y que tiene distintas acepciones, aunque todas giran en torno al concepto de “característica propia”.

(Una propiedad puede ser un bien material, en este caso, inmueble)

(Una propiedad puede ser un bien material, en este caso, inmueble)

Podemos hablar de cierta característica de una cosa, que le es propia y en algunos casos la identifica, por ejemplo: “La propiedad de los metales como el hierro de ser resistentes a la flexión, los hace muy útiles para la construcción de edificios”. O bien, “El etanol tiene propiedades antimicrobianas y por eso es utilizado para desinfectar materiales”.

La propiedad matemática

Otro concepto para este término es el de propiedad matemática, que hace alusión a las características particulares de una operación matemática, como es el caso de las propiedades de la suma; algunas de ellas son:

  • Propiedad conmutativa: al sumar dos números (sumandos), el resultado no varía según el orden de los sumandos (8+2=2+8=10).
  • Propiedad asociativa: si se suman más de dos números, el resultado será el mismo sin importar como se agrupen los sumandos ((1+3)+4=(1+4)+3=8).

La propiedad, un bien material

Luego, tenemos una acepción muy utilizada que habla de propiedad como un bien material que pertenece a un individuo, es decir que “es de su propiedad”. Así, el titular del bien en cuestión tiene derecho a disponer y hacer con éste lo que desee, y obtener sus beneficios en caso de que el bien sea explotable. Todo esto limitado únicamente por la ley.

Se debe tener en cuenta que todo propietario es poseedor del bien, pero no necesariamente todo poseedor es propietario, por ejemplo si posee el bien porque lo robó.

Clasificación de los bienes de propiedad

Con respecto a las características de los bienes de propiedad podemos clasificarlos como:

  • Propiedad mueble: aquel bien que puede moverse de un lugar a otro, como por ejemplo un auto.
  • Propiedad inmueble: este tipo de bien no se puede transportar (bienes raíces), como puede ser un terreno o una casa.
  • Propiedad incorporal: incluye los derechos sobre una cosa, como un crédito.
  • Propiedad corporal: aquella que es real, es decir, que puede percibirse con los sentidos, como una prenda, un libro, etc.

También, hay que hacer una distinción entre las propiedades públicas, que son aquellas que le  pertenecen al Estado y de las cuales éste puede obtener beneficios, de las propiedades privadas. Estas últimas pertenecen a cierto o ciertos individuos y solamente ellos tienen derechos sobre ésta.

La propiedad según el Derecho Romano

Según el Derecho Romano, el derecho a la propiedad comprende: el uso, goce y disposición del bien.

El derecho de uso de dicho bien se refiere a que el propietario puede hacer lo que desee con éste en cualquier momento y lugar, siempre y cuando no viole ninguna ley, y así, servirse de sus beneficios según sus intereses propios. Por ejemplo, un individuo puede hacer fiestas con mucha gente en su casa, siempre y cuando los ruidos no molesten a sus vecinos.

Luego, el derecho de goce es aquel mediante el cual un propietario puede disponer de los productos o frutos que genere su bien y hacer con ellos lo que le plazca; podemos poner como ejemplo a un individuo que posee un campo con una plantación de soja, de la cual extrae un fruto, que sería la cosecha de porotos y la vende.

Y con respecto al derecho de disposición de un bien, hablamos de que un propietario puede hacer con el bien lo que desee, tanto sea protegerlo, como destruirlo, venderlo, regalarlo o abandonarlo.

Comments are closed.