Definición de Metodología de la Investigación

¿Qué es la metodología de la investigación?

Podemos definir a la metodología de la investigación como la forma de proceder para llevar a cabo una investigación científica que contribuirá a ampliar el conocimiento de una ciencia.

(Metodología de la investigación. Ilustración)

(Metodología de la investigación. Ilustración)

Es decir, es un conjunto de procedimientos elaborados y sistematizados de manera de lograr la obtención y racionalización de ciertos datos con el objetivo final de obtener un nuevo conocimiento sobre un tema.

La metodología de la investigación está compuesta por métodos y técnicas que permiten llevar a cabo los procedimientos de manera eficaz. A su vez, las metodologías surgen a medida que una ciencia se desarrolla, es decir, que una es consecuencia de la otra, debido a que se busca repetir los procedimientos que resultaron efectivos y prácticos para llevar a cabo una investigación científica.

Partes de la estructura de la investigación

Entonces, conviene describir las características principales y la estructura básica de los métodos científicos, los cuales serán llevados a cabo durante la metodología de la investigación. La estructura del método científico es básicamente la siguiente:

1. Observación: es el primer paso para llevar a cabo el método y requiere de la curiosidad de un científico por determinado hecho o fenómeno y la percepción de éste a través de los sentidos, lo que puede ocurrir de manera casual o porque el individuo se dispone a hacerlo.

Por ejemplo, de manera casual sería que un científico que estudia plantas, por casualidad, un día observa que una flor de las que está cultivando, desarrolló un color diferente a la demás en sus pétalos.

En cambio, otro caso sería el de un economista que decide realizar una investigación sobre el mercado del sur de Argentina en la actualidad y se avoca a colectar información sobre éste.

2. Hipótesis: el científico luego de haber hecho observaciones plantea una hipótesis o explicación para éstas, incluyendo el por qué y el cómo.

3. Experimentación: para poder probar o validar la hipótesis antes planteada, el científico debe realizar una serie de experiencias directamente relacionadas con el hecho observado, y repetirlas una cantidad adecuada de veces y modificando variables, de manera de obtener el mismo resultado, de manera de asegurar la relación entre su hipótesis y su observación.
4. Demostración o refutación de la hipótesis: esto forma parte en sí de la experimentación, ya que a partir de ella el científico decidirá si su hipótesis se pudo demostrar y si puede asegurar que era acertada, o si la refuta, es decir que la deshecha porque que no es correcta.

5. Producción de leyes y teorías: una vez extraída una conclusión de la experimentación, si la hipótesis fue demostrada, se puede enunciar una ley que es una proposición que afirma una regularidad en un hecho o fenómeno, generalmente en función de una variable. A su vez las leyes componen teorías.
Las metodologías científicas son aplicables a cualquier ciencia, tanto natural como social.

Historia de la metodología de la investigación

El comienzo de la metodología de la investigación data de muchos siglos a.C., por ejemplo, durante Mesopotamia se utilizaban procedimientos determinados para estudiar la astronomía, y así muchísimos ejemplos más, es decir que la metodología de la investigación de una manera u otra está implícita desde siempre en la sociedad.

Comments are closed.