Definición de Metabolismo

¿Qué es el metabolismo?

El concepto de metabolismo pertenece al área de las ciencias naturales y son todos los procesos físico-químicos que se dan en un organismo vivo, pudiendo ser evaluado a nivel del organismo entero o a nivel tisular (tejidos) o celular.

Todas las reacciones químicas y procesos que se llevan a cabo en dichos organismos son esenciales para la vida y funcionan en conjunto y de manera balanceada para su mayor eficacia. La ciencia que se dedica a estudiar los procesos metabólicos es principalmente la Bioquímica.

Metabolismo anabólico y catabólico

El metabolismo se puede diferenciar principalmente en anabólico y catabólico. En el primer caso, en el anabolismo, hablamos de todas las reacciones y procesos que lleven a la formación (síntesis) de nuevas moléculas que servirán al organismo para crecer o como reserva de energía, por ejemplo un bebé debe comer mucho y muy variado porque necesita sintetizar nuevas moléculas para aumentar el número de células que lo componen y así aumentar su tamaño (crecer).

Las moléculas que componen a las células y por ende a los tejidos de un organismo y son sintetizadas durante el anabolismo, son las denominadas macromoléculas. Entre las más importantes se encuentran: los carbohidratos, como el glucógeno; los lípidos, como los triglicéridos y los fosfolípidos; los ácidos nucleicos, como el ADN; y las proteínas, como la albúmina.

A su vez, cada una de estas moléculas forman parte de la “maquinaria” celular que lleva a cabo las reacciones que darán origen al resto; es por esto que decimos que los procesos metabólicos se encuentran interrelacionados y balanceados.

Luego, mediante el catabolismo se generan aquellos procesos que llevan a la degradación de los componentes de las células para la obtención de energía. Un ejemplo sería el uso de la glucosa de la ingesta (como cuando comemos algo dulce) que es degradada lentamente hasta formar dióxido de carbono y agua y lo más importante: energía que será utilizada para sintetizar otras moléculas o para impulsar otras reacciones necesarias en la célula.

Otro ejemplo sencillo de la vida cotidiana sería: si una persona con sobrepeso comienza a hacer ejercicio diariamente sin variar su ingesta de alimentos, al cabo de un tiempo bajará de peso; esto se debe a que para llevar a cabo el ejercicio requiere gastar energía, la cual será extraída de las reservas grasas (“kilos de más”) a través del catabolismo.

El metabolismo basal

El concepto de metabolismo basal hace referencia al metabolismo de un organismo en reposo, es decir, que son los procesos y reacciones que se llevan a cabo con el único objetivo de mantener la vida, o sea las funciones celulares básicas.

Si hablamos de un humano, por ejemplo, algunas de estas funciones serían la respiración o el funcionamiento cardíaco para impulsar la sangre a todos los tejidos.

El metabolismo en la historia

Ya en el siglo XVIII a.C., a pesar de que no se hablaba de metabolismo en sí, se utilizaban por ejemplo reacciones metabólicas de las levaduras (fermentación), para la producción de pan.

Así fue transcurriendo el tiempo y recién en el año 1614 el italiano Santorio Santorio comenzó a investigar y a observar que el peso de los desechos de un ser humano era menor al peso de todo lo ingerido (agua, alimento), lo que lo llevó a preguntarse a qué se debía todo esto.

Luego, en 1624 se empezó a experimentar con plantas y en 1780, Lavoisier descubrió el camino que recorre el oxígeno en el cuerpo humano, continuándose así con estudio de combustión en animales.

Durante el siglo XIX se descubrieron la fotosíntesis, las enzimas como catalizadores de reacciones biológicas, la pasteurización, etc.; y en el siglo XX se realizaron grandes avances en la investigación hasta la actualidad donde se conoce muchísimo sobre vías metabólicas celulares, aunque aún existen todavía muchos interrogantes.

Comments are closed.