Definición de lealtad

El término lealtad hace referencia a un valor que poseen las personas. La lealtad es una virtud que se desarrolla en la conciencia de los seres humanos. Se trata de cumplir con lo que estaba pautado ante cualquier circunstancia.

Se trata de cumplir con un compromiso que tenemos hacia los demás, una persona debe defender lo que cree, siendo profundamente fiel y leal.

La importancia de la lealtad

La lealtad le da a una persona la posibilidad de poder crear largas y verdaderas amistades, de esas que perduran a lo largo del tiempo superando cualquier obstáculo. Lo mismo sucede cuando se tiene una pareja al lado, uno debe demostrarle su lealtad a través de acciones que lo comprueben.

Es muy fácil tener relaciones afectivas que estén basadas en la superficialidad. Esta virtud tiene la capacidad de atraer a otras, como por ejemplo, la confianza, estas dos son la clave para las relaciones afectivas de amistad o de amor. Entre una pareja de novios o amigos debe existir confianza y lealtad mutua.

No debemos actuar forzando nuestras acciones solo para que la otra persona se sienta bien, esa sería otra forma de ser desleal con uno mismo. Se trata de hacer las cosas porque nacen desde los sentimientos más profundos e involuntarios que suceden sin ninguna explicación.

Un claro ejemplo de lealtad es cuando decidimos a qué profesión nos queremos dedicar por el resto de nuestras vidas. Suponiendo que se es maestro o profesor, una persona que va a trabajar solo por el sueldo no está teniendo lealtad hacia su decisión y vocación como sería en este caso la de enseñar y compartir conocimientos con un grupo de alumnos.

La lealtad con uno mismo es sumamente importante, toda persona debe ser honesta y leal consigo misma. Acudir a un grupo de personas que no comparte y ni respeta tus pensamientos, solo por beneficios materiales sería desleal hacia tus principios.

Las actitudes desleales

  • Las críticas: ya sean hacia un conocido o no, criticar a otra persona es un acto totalmente desleal. Ser leal significa ir de frente hacia los demás, esconder lo que pensamos no es honesto, además de transformarse en un obstáculo a la hora de querer formar amistades o relaciones.
  • Traicionar la confianza: Algunas personas deciden traicionar la confianza de sus afectos como una venganza por algo ocurrido, sin embargo, no solo dañan a la otra persona, sino que también a sí mismos por su falta de lealtad total.
  • Quejarnos de las acciones y actitudes de los demás: Estos pensamientos suelen ser muy comunes en una relación que no tiene equilibrio, de todas formas, siempre hay tener en cuenta las propias actitudes antes de decir algo de la de los demás.
(La lealtad en el trabajo)

(La lealtad en el trabajo)

La lealtad no se produce solo por tener una relación de amistad o amor, sino que es resultado de nuestra voluntad por querer elegir lo que consideramos correcto.

Una persona que fue desleal durante toda su vida puede comenzar a ser leal si de verdad siente la necesidad en su interior y desea hacerlo por ella misma y por los que lo rodean.

El ser desleal puede causar la pérdida de las personas que más queremos, del empleo y de cualquier actividad o ser que sentía aprecio por nosotros.

Las consecuencias son muy duras para la persona con falta de lealtad, por eso es necesario reflexionar sobre uno mismo.

Comments are closed.