Definición de historia

¿Qué es la historia?

Podemos definir a la historia, en lineas generales, como la narración y exposición de acontecimientos pasados y dignos de memoria, ya sean tanto públicos como privados.

Este término posee muchas acepciones, pero su uso principal es aquel para referirse a la ciencia que estudia los acontecimientos pasados de la humanidad y que tiene como método las ciencias sociales. El objetivo de esta ciencia es tomar los objetos reales, pero inexistentes en el momento en el que se los estudia, para poder tener conocimiento de los mismos de la forma tal cual en la que existieron.

Algunos usos de la palabra

Como bien dijimos con anterioridad, la Real Academia Española define a la historia como la narración y exposición de acontecimientos pasados que sean dignos de ser recordados, ya sea porque tienen relevancia en la actualidad o porque marcaron el comienzo de algo nuevo e importante, tanto para el mundo o para un determinado país o grupo de personas.

A su vez, la palabra historia se utiliza para hacer referencia a la disciplina que estudia a dichos sucesos para luego narrarlos de manera ordenada y clara. Los acontecimientos que se incluyen en la historia suelen ser hechos relevantes que posean relación con la política, la economía, la sociedad o con la cultura propia de cada pueblo o país.

A su vez, una acepción de esta palabra se utiliza en el ámbito de la literatura debido a que se puede considerar que una historia es el relato o la narración de cualquier suceso que se decida contar. Es por esta razón que las narraciones inventadas con el fin de comunicar mensajes o pensamientos también se las considera historias.

Las mentiras, los pretextos, los chismes y los enredos también suelen ser denominados como historias debido a que poseen una narración inventada, tal como la que se puede apreciar en la literatura.

Tipos de historia

A su vez, podemos identificar algunos tipos de historia, como lo son los siguientes:

  • La historia natural: es aquella en la que se especializa en el estudio de los tres reinos que forman la naturaleza; es decir, el animal, el mineral y el vegetal.
  • La historia sagrada; hace referencia al conjunto de escritos y narraciones históricas que se encuentran tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento.
  • La historia universal: es aquella que comprende todos los sucesos ocurridos en todos los tiempos, en cualquier pueblo o sociedad del mundo.

Historia según las ciencias sociales

En cuanto a las ciencias sociales, la historia tiene como principal objetivo analizar los hechos relevantes de la vida de la humanidad para poder llegar a distintas conclusiones, entender cómo era la vida en el pasado y para entender ciertos hechos de la actualidad que no son más que consecuencias de sucesos ocurridos años atrás. Los científicos especialistas en la historia son denominados historiadores.

El estudio de la historia se denominará sincrónica cuando se refiera a sucesos que ocurran en la misma época y sus evoluciones o consecuencias, las cuales pueden repercutir en las distintas sociedades. De lo contrario, su estudio será diacrónico cuando se analicen épocas diferentes; es decir, cuando se estudien hechos anteriores para comprender los resultados que sucedieron luego o también hechos que podrán llegar a suceder en base a decisiones o sucesos que hayan sucedido en la actualidad.

A su vez, existe otra clasificación dentro de lo que son las ciencias sociales; se le puede dar a su estudio tanto un enfoque clásico como un enfoque multiculturalista:

  • El enfoque clásico será aquel que tomará en cuenta como historia todos los sucesos que ocurran a partir de la creación de la escritura.
  • El enfoque multiculturalista incluirá todas las etapas que puedan ser capaces de reconstruir de manera confiable aquellos sucesos que puedan interferir en el devenir social.

Para la historia clásica, se denominará prehistoria a aquellos acontecimientos que ocurrieron antes que la invención de la escritura. No obstante, aquellos sucesos que ocurrieron en la transición de la prehistoria a la historia son denominados como protohistoria.

El término historia no debe confundirse con la historiografía o con la historiología, debido a que cada una de estas palabras posee características que hacen que se diferencien entre sí. En el caso de la historiografía, hará referencia a aquellos acontecimientos y técnicas que brindan la posibilidad de describir un hecho que ya ha sucedido. La historiología, en cambio, tiene como fin explicar de qué manera sucedieron los hechos a lo largo de la historia y explica de manera específica los hechos que tuvieron lugar en cada caso en especial.

Un aspecto negativo de las ciencias sociales es que los hechos no se pueden comprobar de una manera totalmente determinista debido a que muchos hechos del pasado no se pueden conocer a ciencia cierta. Por esta razón, la historia se puede analizar desde muchos puntos de vista y perspectivas diferentes, por lo que en ciertas ocasiones resulta siendo poco objetivo o surgen contradicciones. Siempre debemos tener en cuenta que en cada análisis histórico se encuentra la influencia de la persona y su propio contexto.

La filosofía de la historia

Todas las ciencias se encuentran conectadas en algún punto que posean en común debido a que una ciencia necesita de la otra para poder realizar sus investigaciones de una manera más argumentada y con más fundamentos que abalen lo que se afirma.

Historia

(Etapas de la Historia)

La filosofía de la historia une a estas dos ramas de la ciencia para poder reflexionar sobre el significado que pueden llegar a tener los hechos que pertenecen a momentos particulares de la historia de la humanidad.

Para realizar este análisis aun más en profundidad, se suelen utilizar como herramientas de investigación los distintos propósitos, finalidades o diseños que tengan relación con cada suceso de la historia.

Algunos otros casos donde la historia guarda relación con otras ciencias pueden incluir, por ejemplo, a la geografía; su objetivo es estudiar cómo las posibles consecuencias de los fenómenos geográficos y las decisiones afines a esto pueden influenciar a la sociedad.

En cuanto a la arqueología, podemos decir que se unen para poder obtener más información sobre el pasado en base a los objetos que pueden llegar a encontrar y, de esta manera, reconstruir de manera más fácil y objetiva los hechos que deseen.

La utilización de las matemáticas y estadísticas es fundamental para la historia debido a que los relevamientos de datos pueden ser de vital importancia a la hora de comprender las consecuencias que puede haber en la humanidad por hechos pasados; a su vez, las estadísticas se pueden utilizar para comparar y sacar conclusiones entre los sucesos que ocurrían años atrás y los que ocurren en la actualidad.

Comments are closed.