Definición de gestión

La palabra gestión procede del latín gestio, que a su vez deriva de gerere, que significa llevar a cabo algo. De esta expresión se derivan otras palabras muy comunes en el idioma español, tales como gestar, por ejemplo.

Una gestión es el conjunto de directrices y estrategias tomadas por un determinado grupo para llevar adelante una organización y cumplir las metas propuestas.

Características de la gestión

El fin primordial en la gestión es aumentar la productividad y eficacia en una perspectiva a largo plazo. De esta manera, una buena gestión es aquella que obtiene buenos resultados, ya sean administrativos y/o económicos, mientras que una mala gestión conducirá a malos resultados y, en el peor de los casos, a la quiebra de la empresa.

Hablar de gestionar una empresa es sin duda el caso más común de todos, pero también podemos hablar de la gestión de un ministerio u organismo estatal. Esto se debe a que manejan un fondo económico, es decir, una determinada cantidad de dinero la cual deben darle un correcto uso y administrarla.

La gestión y la administración

Esta es una de las diferencias principales entre administración y gestión, ya que la gestión implica un manejo de fondos y una perspectiva económica en un determinado plazo de tiempo, mientras que la administración es la aplicación de las normas y pautas establecidas para que todo funcione como corresponde.

La gestión tiene como principal herramienta la perspectiva, es decir, las medidas tomadas son pensadas para un futuro más fructífero y no sólo la mera aplicación técnica.

Por otra parte, otro de los usos del término gestión hace referencia a la resolución de un determinado problema a través de decisiones y políticas específicas.

En este caso, no hablamos de una gestión en el sentido amplio, sino que se restringe a una situación específica y no tiene por qué tener una connotación económica.

Por ejemplo, un presidente o funcionario público puede establecer una gestión de ámbito internacional para resolver un conflicto entre dos países. Que esta gestión sea positiva o no, depende de qué medidas tome y cómo las realice.

Herramientas de la gestión

Toda gestión posee cuatro partes básicas que la caracterizan: la estructura, la estrategia, la ejecución y los valores de la empresa o institución en cuestión.

La estructura es el conjunto de herramientas técnicas y formas de organización del grupo, la forma en que se organiza y se dividen las tareas. Es una de las partes más importantes de la gestión, ya que es la que posibilita la organización y correcto funcionamiento de la misma.

Por otra parte, la estrategia es aquel conjunto de medidas tomadas para resolver los problemas en un determinado momento y a futuro, siempre manteniendo como fin mejorar la eficacia y la productividad.

Gestión

(Gestión)

La estrategia depende del contexto en el cual se encuentre la organización. por ejemplo, las empresas establecen sus estrategias en base a las expectativas del mercado.

Como vemos, las estrategias tienen un grado de incertidumbre, aunque tratan de reducirla a ésta al mínimo con distintos estudios, reduciendo al mínimo el margen de error.

Los valores de la empresa u organización son aquellos valores que la organización en cuestión considera importantes, como pueden ser el compañerismo, el trabajo en equipo, la responsabilidad y el compromiso hacia la empresa. Esto suele ser reforzado por charlas motivacionales, recompensas por buen desempeño y estrategias para reforzar los valores del grupo.

Por último, la ejecución es la toma de decisiones en base a todo lo previamente explicado. Al depender de la estructura de la organización, la ejecución será tomada por un comité o con amplia participación; en caso contrario, será el resultado de la decisión unipersonal.

Comments are closed.