Definición de Filosofía

La filosofía es el estudio de una gran cantidad de interrogantes elementales en relación a temas como la mente, la belleza, el conocimiento, la moral, la verdad y la existencia. Proviene del latín y del griego antiguo, queriendo decir amor por la sabiduría“. La filosofía se distingue de la religión, misticismo y mitología por su enfoque en la razón y las opiniones racionales sobre la autoridad y la ciencia. Ésta ultima, a menudo lleva a cabo investigaciones poco prácticas, a través de análisis conceptuales, especulación u otros tipos de métodos que dejan de lado la relevancia de los datos reales.

La filosofía occidental fue potencialmente influenciada por la religión, la ciencia y los pensamientos políticos de la región. Gran cantidad de filósofos también fueron teólogos, científicos o políticos. La filosofía abarca varios aspectos, convirtiéndose en una de las disciplinas más amplias. Fue recién a partir del siglo XIX que una buena cantidad de filósofos enfocaron sus investigaciones en temas más generales e importantes.

Origen de la filosofía

Como hemos mencionado anteriormente, el término proviene del griego.

Su origen está ligado al pensador griego Pitágoras de Samos, aunque no existe documento que lo compruebe. Según la visión de Pitágoras, era posible comparar la vida humana a los juegos olímpicos, ya que en ellos podemos observar tres clases de personas: aquellos que buscan el honor y la grandeza, los que atinan a ganar dinero, y los que sencillamente buscan apreciar de los juegos, éstos serían los filósofos.

Luego de un tiempo, el pensador Platón agregó otra forma de ver el término cuando distinguió entre sofistas y filósofos, siendo éstos últimos quienes buscan la verdad, mientras que los primeros afirmaban poseer certeza con arrogancia, ocultando la falsedad de sus dichos en frases retóricas o adulaciones. Los sofistas intentaban convencer a los demás de falsedades, adquiriendo un ingreso económico ésto.

El documento escrito más antiguo que se tiene con el término “filosofía” es el Tratado de la medicina antigua (año 440 a.C.), donde se postula que sólo la filosofía puede responder a las cuestiones relacionadas a la existencia del hombre. Debido a esto, cuestiona que la medicina moderna debería orientarse hacia la filosofía.

A continuación, algunas ramas de la Filosofía:

Metafísica

Es la encargada del estudio de la naturaleza, forma y aspectos importantes de la realidad. La existencia de las cosas, la propiedad, la causalidad, el tiempo y el espacio, están incluidos en esta rama de la filosofía.

Antes de que llegue lo que hoy en día conocemos como ciencia moderna, gran variedad de los problemas que plantean las ciencias naturales eran pertenecientes a la metafísica, bajo el nombre de “filosofía natural”.

La parte dentro de la metafísica que se encarga de estudiar las entidades a pesar de las apariencias se denomina ontología.

La metafísica fue designada como Aristóteles como la “primer filosofía”. Ella define a la materia o vida, diferenciándola de la materia orgánica que define la biología y la existencia de materia que asume la física. Sólo la metafísica es capaz de dar estas definiciones básicas.

Los filósofos (no todos) han mantenido su criterio de que la existencia de la metafísica es imposible, manteniendo dos versiones. Una de ellas dice que todas los conceptos de la metafísica no tienen sentido, basándose en una teoría del significado. El principal representante de esta postura fue Ludwing Wittgestein, junto con los positivistas lógicos. La otra de las posturas sostenía que más allá de que estas definiciones tengan un significado, no se puede distinguir cuáles son falsas y cuáles verdaderas, ya que supera las capacidades de razonamiento del hombre. Immanuel Kant y David Hume fueron defensores de esta tesis.

Gnoseología

Filosofía

(Filosofía y el pensamiento.)

Es la encargada del estudio del origen, limites y naturaleza de la mente humana. La gnoseología abarca también la fenomenología , una relevante parte de la filosofía, tan así que algunos la consideran una rama aparte de la misma. Fenomenología es el estudio de lo que se presenta en nuestra conciencia, el estudio de los fenómenos. Se ocupa de estudiar e investigar los distintos tipos de experiencias y sus estructuras, como la imaginación, el recuerdo, la percepción, etcétera.

Esta rama de la filosofía suele destacar tres tipos de conocimiento: el proposicional, conocimiento performativo o práctico y el conocimiento directo. El conocimiento proposicional está asociado al “saber qué”, el performativo al “saber cómo” y el directo en vez de saber, se utiliza la expresión “conocer”. El conocimiento proposicional es el foco de atención en la gnoseología.

Desde años atrás se viene dando un debate entre el empirismo y el racionalismo, siendo usual en el campo de la gnoseología. El empirismo sostiene que absolutamente todo el conocimiento que el hombre posee deriva de la experiencia con los sentidos. En cambio, el racionalismo plantea que una parte del conocimiento que poseemos viene de la deducción a partir de nuestra intuición.

Dentro de estos dos aspectos se encuentra la diferencia entre conocimientos a priori y a posteriori. Kant menciona este tema en la introducción de su libro “Crítica de la razón pura”.

Lógica

Es el estudio de la deducción con validez. A este tipo de deducción se lo llama inferencia, es decir, un proceso por el cual a partir de los datos que se obtienen, de varias opciones se saca una conclusión.

Comments are closed.