Definición de empresa

Una empresa se define como una unidad compuesta por factores sociales y económicos, la cual utiliza recursos humanos, naturales, materiales y técnicos, con el objetivo de cumplir con las necesidades sociales mediante la elaboración de bienes o la prestación de servicios.

Por otro lado, también se encuentra la administración de empresas, que es la ciencia tecnológica o social encargada del estudio y análisis de las organizaciones en cada uno de sus aspectos (dirigencia, planificación, utilización de recursos.

Las finalidades de las empresas

Una empresa tiene finalidades marcadas:

  • Finalidad económica externa: este tipo de empresas se dedica a la elaboración de productos y ofrecimiento de servicios acorde a las necesidades de la sociedad.
  • Finalidad económica interna: aquí se impone un valor agregado al coste de los bienes y servicios, con la finalidad directa de remunerar a los empleados, ya sea en forma de sueldos, prestaciones, dividendos, etcétera.

Con el paso del tiempo se han generado diversas discusiones en relación a las finalidades antes descritas, queriendo decidir cuál de ellas dos se encuentra es el logro principal perseguido.

En puntos generales, ambas son de vital importancia dentro de una empresa, puesto que una depende de la otra y viceversa.

Las dos finalidades deben lograrse conjuntamente, ya que una empresa intenta cumplir con las necesidades de la sociedad como así también con las necesidades de sus empleados.

  • Finalidad social externa: esta finalidad apoya profundamente el desarrollo de una sociedad. Los intereses económicos de una empresa nunca deberán sobreponerse por los de la sociedad. Además, la organización debe aferrarse a los valores morales y promoverlos a su vez.
  • Finalidad social interna: al igual que en la finalidad externa, se debe aferrar y promover los valores humanos, con el objetivo de aumentar el desarrollo de cada uno de los empleados que integran la empresa.

Tipos de empresas

Según su relación con otras empresas y clientes

  • Empresas de lazo cerrado: este tipo de empresas se encuentran caracterizadas por su individualismo e independencia. Las mismas se desligan del resto del mercado, produciendo entonces sus propios productos a partir de materia prima de su mismo patrimonio. Todo tipo de actividad, tales como de producción y distribución entre otras, se encuentran llevadas a cabo por la propia organización sin dar lugar a la terciarizacion. Actualmente este tipo de empresas son casi inexistentes.
  • Empresas de lazo abierto: este tipo de empresas se componen de las características contrarias de las empresas de lazo cerrado. Existen empresas dedicadas a la elaboración de subproductos que, en conjunto con otras empresas, buscan cumplir con un objetivo en común. En la actualidad la mayoría de las empresas son conocidas como de lazo abierto.

Según la actividad que desarrolla

Empresa

(Empresa)

  • Empresas dentro del sector secundario: estas empresas transforman la materia prima extraída del sector primario en productos aptos para el consumo.
  • Empresas dentro del sector terciario: también entendido como el sector de servicios, conforma a todas las empresas del sector económico dedicadas al ofrecimiento de servicios materiales. No obstante, estas empresas no son productoras de bienes.
  • Empresas dentro del sector primario: aquí se hallan las empresas dedicadas a la transformación de recursos naturales en productos primarios sin elaborar.
  • Empresas dentro del sector cuaternario: estas empresas, también halladas dentro del sector económico, se basan en el conocimiento, por lo tanto incluyen servicios ubicados dentro del ámbito intelectual (investigación, tecnología, educación, etcétera).

Según su tamaño

Si bien no existe un criterio generar para medir el tamaño exacto de una empresa, el más utilizado suele hacer referencia a la cantidad de empleados que la misma posee. De esta manera se destaca la siguiente clasificación:

  • Microempresa: se la considerará así cuando integre menos de 10 empleados.
  • Empresa pequeña: se la considerará así cuando integre entre 10 y 49 empleados.
  • Empresa mediana: se la considerará así cuando integre entre 50 y 199 empleados
  • Gran empresa: se la considerará así cuando integre 200 empleados o más.

Según su ubicación geográfica de actuación

Las empresas se clasifican también en relación al ámbito en el que desarrollan cada una de sus actividades:

  • Empresa local: estas empresas comercializan sus productos y prestan servicios en localidades específicas.
  • Empresa nacional: estas empresas actúan solo en un país.
  • Empresas multinacionales: su ámbito de actuación radica en más de una país.
  • Empresas transnacionales: estas empresas no solo se asientan en su país de origen para la fabricación y producción de bienes, sino que también se establecen en otras porciones geográficas con la misma finalidad.

Comments are closed.