Definición de comercialización

La comercialización nace con la necesidad del hombre de intercambiar el excedente de su producción por bienes, mercancías y/o servicios para complementar su bienestar y lograr la supervivencia individual.

No contamos con la capacidad de producir todo lo necesario para nuestro mantenimiento, es allí donde nace la necesidad del intercambio para adquirir todos aquellos bienes que no son producidos por nosotros.

Por lo tanto, la necesidad del intercambio, si bien tiene un objetivo que es el sostenimiento biológico de los individuos, no es una cuestión de origen natural sino que se trata de un producto social, de relaciones sociales que se establecen para tal propósito.

Características de la comercialización

La comercialización es una actividad ancestral que consta del intercambio de productos o servicios. Al comienzo de la actividad comercial el intercambio no era mediado por el dinero. El trueque era la forma más común de intercambio entre mercancías.

Esta relación entre mercancías luego se fue complejizando y con la intervención del dinero se pudo simbolizar más precisamente el equivalente entre dos mercancías de cualidades diferentes.

Por otro lado, además, el dinero permitió la acumulación y la estabilización de un referente único de intercambio respetado a través de la extensión del territorio. Generalmente, con la intromisión de la moneda, el respaldo era verificado mediante el sello de la corona real.

El comercio en el capitalismo

Hoy en día, con el advenimiento del capitalismo, la comercialización es una técnica estudiada y que se desarrolla constantemente. Tal desarrollo derivó en una gran variedad de formas específicas, como ser técnicas de ventas, estratégicas, negociaciones, análisis de mercados, análisis de las necesidades culturales, publicidad, marketing, detección de sectores de alto  o bajo consumo, estudio de sectores rurales o urbanos, etc.

Una amplia variedad de estudios y técnicas desarrolladas por las empresas para lograr que sus productos sean vendidos en determinados mercados a través de todo el mundo. La logística y las nuevas comunicaciones complementan la posibilidad de expansión y con ello la intromisión de las corporaciones transnacionales hacia nuevos mercados.

Niveles de comercialización

Comúnmente se distinguen dos niveles de comercialización que se caracterizan por su alcance:

1. La microcomercialización: trata de las actividades de una organización o empresa, que tienen el  objetivo de satisfacer las necesidades de los clientes, estableciendo entre este y el productor una corriente de intercambio fluido de bienes y servicios.

(Comercialización)

(Comercialización)

Cabe agregar que este tipo de comercialización se aplica igualmente a organizaciones con o sin fines de lucro, y que la ganancia es el objetivo de la mayoría de las empresas.

A su vez los clientes pueden ser particulares, u otras asociaciones colectivas como empresas.

2. La macrocomercialización: que se refiere al proceso en el cual se equipara la oferta y demanda de los productores y de los consumidores, respectivamente, resultante que expresa a través de la salud del mercado interno de una sociedad, y también da cuenta de la correlación entre producto y consumo.

La comercialización, por lo tanto, es una parte compleja e importante parte de la económica nacional, ya que de un lado se encuentran las necesidades de los individuos y por otro se encuentran los productores que requieren obtener demanda a sus productos.

Comments are closed.