Definición de Átomo

¿Qué es un átomo?

Los átomos son los elementos constituyentes de la materia. Un átomo es la partícula más pequeña en que puede dividirse un elemento, sin perder sus propiedades químicas.

Cada uno de los elementos químicos (hidrógeno, helio, carbono, oxígeno, azufre, oro) está compuesto por átomos con la misma estructura electrónica, todos idénticos entre sí.

(Átomo. Ilustración)

(Átomo. Ilustración)

Todos los objetos físicos que existen, desde células, microorganismos, plantas y animales, hasta los planetas, las estrellas y las galaxias, pasando por nuestros propios organismos, están constituidos por miles de millones de átomos.

Composición de los átomos

Los átomos se componen a su interior por partículas subatómicas. Éstas se dividen entre el núcleo atómico, integrado por protones y neutrones, y la nube de electrones que rodea al núcleo.

Son las relaciones entre estos tres tipos de partículas lo que diferencia a los átomos de un elemento de otro.

El núcleo del átomo reúne casi toda la masa del mismo, que se divide entre los protones de carga eléctrica positiva y los neutrones, que son eléctricamente neutros. A ambas partículas se las denomina en su conjunto nucleones. Tanto protones como neutrones tienen un peso similar.

Este núcleo se encuentra rodeado por una nube de electrones, partículas con carga eléctrica negativa que son atraídos hacia los protones mediante la fuerza electromagnética. Los electrones son las partículas más livianas del átomo.

Clasificación de los átomos

Los átomos pueden clasificarse según el número de protones que tenga el núcleo, a lo que se designa número atómico (representado con la letra Z) y es lo que determina a que elemento atómico pertenecen esos átomos.

Por ejemplo, todos los átomos con número atómico Z=1 serán átomos de hidrógeno, todos los átomos con número atómico Z=2 serán átomos de helio.

La cantidad de neutrones que tenga un átomo, por otra parte, se designa como número másico (representado por la letra A), y permite distinguir a los isótopos: átomos del mismo elemento pero con diferente peso atómico (debido a la cantidad de nucleones). Los isótopos de un mismo elemento químico, tienen similares propiedades físicas y químicas.

A su vez, los átomos pueden ser eléctricamente neutros, si la cantidad de protones es igual a la de electrones. En caso contrario, se está en presencia de un ion: un átomo con carga eléctrica (positiva si hay más protones, negativa si hay más electrones).

La clasificación de los átomos según su número atómico está organizada en la Tabla Periódica de los Elementos, que permite clasificar a los elementos químicos según sus propiedades (conducción de la electricidad, peso atómico, estabilidad de su estructura, etc.) La Tabla Periódica es una de las herramientas centrales de la química moderna.

Propiedades de los átomos

Las propiedades electromagnéticas de los átomos permiten que éstos se agrupen y combinen entre sí de múltiples formas formando moléculas. Cada tipo de molécula depende de los tipos de átomos que la componen y de la manera en que éstos se distribuyen en el espacio.

Los átomos no se crean ni se destruyen durante las reacciones químicas, se conservan organizándose de manera diferente, según el tipo de enlaces que establezcan entre sí.

El conocimiento de los átomos y sus propiedades ha permitido el desarrollo de campos enteros de investigación científica y aplicaciones industriales y tecnológicas, tales como la creación de moléculas artificiales, el diseño de materiales con mayor resistencia, flexibilidad o conductividad eléctrica, la datación de material orgánico para determinar la edad de los fósiles.

Y, gracias al descubrimiento de la división del átomo a principios del siglo XX, la energía atómica, que tiene grandes aplicaciones en la industria, en la medicina y en la guerra.

Comments are closed.