Definición de aprendizaje

La palabra aprendizaje es el acto de aprender. El origen etimológico de aprender proviene del latín apprehendere, compuesto entonces por dos prefijos y un verbo.

El primer prefijo que se halla es ad, que en español significa hacia; el segundo prefijo es prae y en español se entiende como antes; finalmente se encuentra el verbo hendere que significa agarrar o atrapar.

Si bien el aprendizaje compone el conjunto de acciones concretadas para aprender, la definición de esta palabra en cuestión puede profundizarse aún más con la finalidad de esclarecerla.

El aprendizaje, entonces, es la incorporación de conocimientos nuevos o la complementación de conocimientos previos y que se logra a través del estudio, las experiencias conseguidas o la propia enseñanza.

No obstante, el concepto de aprendizaje puede adoptar diferentes nociones que dependerán del punto de vista y del sentido con los que se esté utilizando la palabra. Es entonces que, por ejemplo, dentro de la psicología conductista, el aprendizaje es definido en relación a los cambios de conducta de una persona, analizados y observados por especialistas.

Cuando se entiende el aprendizaje como proceso, se busca hacer referencia a los pasos objetivos que se buscan alcanzar. En este caso, el aprendizaje como proceso buscará la imitación, en lo posible idéntica, de los procesos observados y que se quieren o deben reproducir luego.

Dicha imitación y el alcance del objetivo que es llegar a ella dependerá de la dificultad que represente para el individuo y por lo tanto, esto determinará el tiempo en que pueda lograrlo.

El aprendizaje como cambio de conducta

Introducidos en el aprendizaje asociado a las conductas humana, el concepto adopta otra postura.

Es entonces que nuestra palabra ahora se define como el cambio de conductas que poseen los seres humanos, de características relativas e invariables, debido a las experiencias vividas y a las consecuencias que éstas provocan.

Cuando se logra observar que un sujeto ha cambiado su forma de comportarse, se afirma que su organismo ha respondido a un estímulo.

Diferentes ciencias afirman que la capacidad no es algo propio de los seres humanos, sino que puede encontrarse en otros seres evolutivos.

No obstante, cuando se habla de aprendizaje, aquí se destaca que dicha palabra y todo lo que le confiere se encuentra en un grado superior al de la habilidad que pueden obtener diferentes ramas de la evolución que se asemejan a la nuestra.

El aprendizaje cumplió y cumple un rol muy importante en lo que hoy llamamos civilidad y todo los procesos que han tenido que pasar para llegar a ella. Mediante el aprendizaje el hombre supo independizarse, a través del tiempo, del entorno ecológico al que se encontraba sometido y gracias a esto, en la actualidad hasta puede cambiar dicho entorno según sus propias necesidades.

Tipos de aprendizaje

Ahora, dentro del ámbito de la pedagogía, el aprendizaje puede dividirse en diferentes tipos:

  • Aprendizaje por descubrimiento: aquí, los contenidos que se deben aprender no se reciben de manera directa y pasiva, sino que aquí el individuo es quien los reordena a su parecer para luego reconocerlos en un esquema cognitivo.
  • Aprendizaje receptivo: es el que más utilizado en instituciones educativas. En este tipo, el sujeto recibe el contenido y la información en un sentido directo para luego comprenderlo. No obstante, aquí el individuo no podrá conseguir conceptos nuevos, solo podrá entender los dados.
  • Aprendizaje significativo: nuevamente, el individuo deberá utilizar un esquema cognitivo. Aquí se busca relacionar y asociar los conceptos ya conocidos con los nuevos, de manera que pueda encontrar una cierta coherencia entre ellos a través del esquema antes nombrado.

Es factible explicar, además, que el aprendizaje es propio de las funciones básicas que ocurren tanto en la mente humana como en la animal y así también en los sistemas de inteligencia artificial. La incorporación de nuevos conocimientos se debe exclusivamente a la información externa.

El intelecto humano, si no se ha nacido con una discapacidad, es obtenido desde el momento en el que hemos nacido. De aquí en más, el proceso de aprendizaje que recibiremos con los años será determinante para el desarrollo de nuestro intelecto, como así también para nuestra capacidad intelectual. Es por esto que muchos especialistas alientan a los padres a que les ofrezcan a sus hijos la educación adecuada.

El aprendizaje como teoría

La psicoanalista Isabel García, de nacionalidad española, define al aprendizaje como el conjunto de conocimientos que son alcanzados a través de las experiencias vividas en el día a día y que permiten al individuo adoptar nueva información, habilidades, capacidades, etcétera. No obstante, se puede conseguir mediante tres procedimientos distintos: la experiencia, la instrucción y la observación.

Patricia Duce, por su lado, afirma que el aprendizaje si bien puede ser conseguido con los métodos anteriormente citados, estos no siempre tendrán el mismo resultado para cada individuo.

Aprendizaje

(Aprendizaje)

Esto se debe principalmente a que el entorno que nos rodea es diferente en cada uno y por lo tanto, la forma en que se aprecia la realidad transformará nuestras experiencias y por ende, la manera de adoptar o comprender los conocimientos.

El aprendizaje es importante para poder responder a cada estímulo que produce nuestro entorno, sus cambios y las diferentes acciones ocurridas dentro de éste; a su vez nos da la posibilidad de modificarlo según nuestras necesidades.

A la hora de citar las diferentes teorías que existen en relación al aprendizaje, es necesario nombrar varios nombres muy conocidos en la historia de la humanidad:

  • Pávlov: entiende el aprendizaje como la adquisición de conocimientos a través del reaccionar de nuestro organismo a diferentes estímulos ocurridos simultáneamente.
  • Albert Bandura: enuncia que el aprendizaje es propio de cada persona y que dependerá directamente de las condiciones primitivas al que ésta haya sido expuesta.
  • Piaget: destaca que el aprendizaje se encuentra relacionado considerablemente con nuestra percepción cognitiva.

Comments are closed.